Escritores de la web... Cosas de Benamira

separator

En tiempos de la “antigua” web, Raúl solía ofrecernos en forma de pequeños textos las “Cosas de Benamira”, donde nos explicaba como era el pueblo hace algunos años. Aprovechando la sección de Escritores de la web trataremos de acercar algunos de aquellos textos, para los que el tiempo no pasa y que servirán a algunos para avivar sus recuerdos y a otros para conocer algo nuevo de Benamira.

En este texto que os traemos hoy Raúl nos recordaba la gran afición que había en Benamira a los “partidos de pelota”, afición que luego se extendería a los “partidos de frontenis”, y que hoy anda un pelín en desuso o en transformación hacia el padel, no lo tengo muy claro, salvo alguna honrosa excepción que se anima cada verano a “echar un partidito”.

Sin más preámbulos, os dejo con el texto de Raúl, originalmente publicado en mayo de 2003.

Cosas de Benamira 3

El paredón mal orientado y la plaza empinada y con el suelo nada liso saben de enconados desafíos y briosos partidos de pelota a mano que llenaban las tardes de los días de fiesta.

Buenos pelotaris, por nombrar a los mejores fueron el Victoriano Ballano, el Teodoro, los Lázaros: Peña y Donoso, el Emilio García; y de tiempos no tan lejanos, Carmelo, Frutos Merodio y Paco Cabra.

La pelota dura y viva como una bala.
La mano desnuda, sin más defensas que los callos de la esteva o de la azada.
Las fuerzas entre contrarios siempre equilibradas.
Y el alma empeñada en cada tanto en ser mejor que la del contrario.

Y se cerraba la plaza con sogas acarreaderas en los laterales para evitar estorbos y peligros cuando el partido sobrepasaba la cota de “interesante”, o cuando, además de la apuesta, iba en ello “la honrilla del pueblo”; sobre todo contra Alcolea.

Con otros pueblos no había rival.

Autor: Raúl García Huerta